Denim: My beloved own basic #MyOwnPepe

el

34

Por allá de la Francia del siglo XVIII en una ciudad llamada Nimes, la fábrica de la familia André creó un tejido de algodón llamado sarga de Nimes que con el tiempo sería conocido únicamente como Denim es decir, proveniente de Nimes (De Nim-es-). Un siglo más tarde, la fiebre del oro en San Francisco trajo consigo no sólo cambios en las capas sociales de una era, sino también, la aparición de este elemento textil que se convertiría en un total suceso en el mundo de la moda: el denim.

En plena era industrial, Levi Strauss pensó en este material para crear prendas de trabajo especiales para los obreros por la gran resistencia de este tejido al enfrentarse a la dureza de las jornadas laborales, sin saber que en el futuro el denim se desligaría de esta etiqueta laboral y se convertiría en una de las pocas telas que han alcanzado una versatilidad tal que, hoy en día, es casi imposible pensar en una persona que no tenga algún denim en su guardarropa.

La aceptación que obtuvo fue tan impresionante que sin el menor problema se convirtió en un must, un indispensable e inevitable para cualquiera. Desde la alta costura hasta la popularización masiva de las prendas de este material, el denim no sólo llegó a ser jeans, sino también todo tipo de piezas para vestir y accesorios hasta llegar a objetos inimaginables.

A lo largo de su recorrido por la historia el denim vistió a figuras de la talla de Marilyn Monroe y James Dean. Así, con el apoyo y aceptación total del star system, durante los años cincuentas los jeans multiplicaron sus ventas exponencialmente a todo el mundo.

A partir de los años setentas, firmas de gran renombre en el mundo de la moda presentaron sus modelos denim con un plus: el glamour y la sofisticación de esta prenda. Mujeres como Jackie Kennedy sirvieron para que esta prenda alcanzara una nueva faceta de exclusividad. Las firmas empezaron a apostar todo al denim con líneas completas de este tejido, al tiempo que surgieron marcas exclusivas como Pepe Jeans que lo llevaron al máximo hasta convertirlo en un imprescindible clásico del vestuario.

Hacia los ochentas y noventas se llega al punto cumbre del denim, está en todos lados y todos lo usan. Pepe Jeans sale de las principales calles londinenses para llevar sus diseños a toda Europa y luego a todo el mundo convirtiéndose en un referente icónico del denim que no sólo ofrece prendas de este material sino que crea diseños únicos con personalidad propia que se diferencian de cualquier otro en el mercado.

En la actualidad, las personas han adoptado el denim como un básico en su clóset por ser la mejor manera de expresarse ya que conjuga, no sólo la comodidad y la funcionalidad como pieza de vestuario cotidiano que puede llevarse tanto al trabajo como la escuela o, incluso, a reuniones y fiestas; es más, también es un buen pretexto para estar a la vanguardia de la moda.

Y no sólo eso. Piensa por un momento en todo lo que has vivido con tus jeans y lo mucho que has llegado a querer, por lo menos, a un par de todos los que has vestido a lo largo de tu vida. El denim ha llegado a adquirir un valor sentimental dentro de los guardarropas del mundo porque, más que ser una prenda, son un compañero de la vida diaria que expresan más de nosotros de lo que creemos. Así que imprímele a tus jeans tu sello personal y hazlos completamente tuyos, crea tu propio #MyOwnPepe con el #PepeJeansCustomStudio con un diseño exclusivo que diga más de ti y te exprese cómo eres.

#PepeJeansCustomStudio

#MyOwnPepe

http://www.pepejeans.com

https://www.facebook.com/PepeJeansMexico/

http://www.twitter.com/pepejeans_mx

http://www.instagram.com/pepejeans_mx

Anuncios