Agricultores invitan a Ofelia Medina, Lila Downs, Cecilia Suárez, Bruno Bichir y Miguel Rodarte, entre otros, a que conozcan el campo mexicano

* Envían cartas a actores, actrices y artistas para que se informen sobre la realidad de los agricultores y sus cultivos
 
* “Queremos producir en México el maíz que se importa de otros países desde hace 17 años”, afirman las asociaciones
 
El Consejo Agropecuario de la Comarca Lagunera, la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas y el Comité Estatal Sistema Producto Maíz Chihuahua invitaron a los actores, actrices y artistas que se han manifestado en contra de la siembra de maíz genéticamente modificado para que conozcan la realidad del campo mexicano.
 
A través de una carta dirigida a Ofelia Medina, Lila Downs, Cecilia Suárez, Julieta Egurrola, Bruno Bichir, Miguel Rodarte, Sergio Arau, Claudia Lizaldi, Gabriela de la Garza, Juan Manuel Bernal, Rocco Pachukote y Vanessa Bauche, entre otros, los productores agrícolas expresaron a cada uno de ellos: “Nos gustaría que conocieran de primera mano los retos a los que nos enfrentamos diariamente en la actividad agrícola, que vean las condiciones en las que trabajamos y que escuchen nuestros puntos de vista sobre lo que nos conviene como productores”.
 
De acuerdo con estas organizaciones, México lleva más de 17 años consumiendo maíz transgénico de importación. Cada año, el país compra 10 millones de toneladas de maíz para abastecer el consumo nacional, lo que significa un gasto de más de 27 mil millones de pesos. La siembra de maíz genéticamente modificado en México ayudaría a mejorar la productividad del campo; disminuir la dependencia de otros países como Estados Unidos, Argentina, Sudáfrica y beneficiaría directamente a millones de agricultores mexicanos.
 
Por ello, las organizaciones agrícolas pidieron a la comunidad de artistas el conocer la opinión de los productores y no solamente hacer caso de la información sesgada y poco objetiva que han emitido agrupaciones contrarias al maíz genéticamente modificado.
 
En la carta, las organizaciones agrícolas comentan que: “hay quienes, sin conocer la problemática agrícola, orquestan campañas para hablar por nosotros e impedir que podamos mejorar y optimizar las condiciones del campo. Más de 32 países ya usan la biotecnología con muy buenos resultados en cultivos como el maíz”.
 
Se ha comprobado que el consumo de maíz genéticamente modificado es totalmente seguro. Sin embargo, en México aún no se ha permitido su siembra. Esta situación, agregaron los productores, “nos pone en fuerte desventaja competitiva, ya que son los agricultores de otras naciones los que están recibiendo lo que nosotros podríamos estar ganando”.
 
Los productores mexicanos destacaron que “pertenecemos a familias de agricultores, que en muchos casos han dedicado generaciones completas a las labores del campo, produciendo los alimentos que se consumen en el país. Tenemos un compromiso muy importante, el cual queremos cumplir responsablemente, aunque tengamos que enfrentar condiciones adversas. Deseamos ser más productivos y competitivos, y tener la opción de decidir qué tipo de semillas son las que más nos conviene sembrar para producir en México y no tener que importar alimentos de otros países”. 
 
Por todo lo anterior, invitamos a los actores y actrices a que “conozcan las tierras que hemos trabajado durante muchos años y a que conozcan las necesidades y requerimientos de los agricultores que producimos el maíz con el que nos alimentamos los mexicanos”.
Anuncios