Regina Orozco presenta Gala Navideña del Festival Luces de Invierno del Conaculta en el Castillo Chapultepec

La noche del viernes 19 de diciembre conjugó la tradición de las posadas, pastorela y verbena acompañada de ponche, piñata y letanías

 

En una velada que para muchos resultó un memorable adelanto de la fiesta del 24 de diciembre, la cantante Regina Orozco ofreció en la explanada del Castillo de Chapultepec una Gala Navideña en la que conjugó anécdotas, un espectáculo de pastorela y una verbena tradicional decembrina con ponche y antojitos mexicanos.

 

Como parte del Segundo Festival Luces de Invierno, la intérprete obsequió al numeroso público reunido un recorrido con piezas emblemáticas, como Blanca Navidad, Arre borreguito, Noche de paz, sin olvidar las expresiones musicales mexicanas de estas fechas, como las Posadas mexicanas, de Chava Flores; Amarga Navidad, de José Alfredo Jiménez; México ángel y pastor, de Silvino Jaramillo, además de Campana sobre campana.

 

El espectáculo contó también con la representación escénica que llevaron a cabo 30 niños del Taller de Artes Escénicas de Tenancingo, Tlaxcala, quienes forman parte del Programa de Cultura para la Armonía y que plasmaron la tradición de la pastorela con el peregrinar de los padres del Mesías, el ángel, el diablo y los pastores.

 

En entrevista, Regina Orozco dijo que la idea de armar este espectáculo fue delineada con Ricardo Martín, quien dirigió a los músicos que rescataron villancicos, canciones populares, así como cantos de la tradición navideña de Europa y Estados Unidos.

 

“Pienso que ha sido una noche muy especial en la que el público se ha conectado nuevamente con esas tradiciones que hacen de diciembre un mes muy especial para reencontrarse con nuestra capacidad de asombro y con los buenos deseos que traen esperanza a nuestra sociedad”.

 

El concierto abrió con piezas como Popurrí navideño, Campana sobre campana, Jingle bells, del compositor James Lord Pierpont, y México ángel y pastor, de Silvino Jaramillo.

 

A continuación, Regina Orozco recibió los aplausos del público al interpretar la tradicional Blanca Navidad, compuesta por Irvin Berlin, además de Have yourself a merry little Christmas, de Hugh Martin; Posadas de vecindad, de Chava Flores, y el tradicional villancico Arre borreguito.

 

Otros clásicos decembrinos también hicieron su aparición, como Halleluja, Leonard Cohen; Amarga Navidad, de José Alfredo Jiménez; Feliz Navidad, de José Feliciano; Noche de paz, de Joseph Mohr, y Adeste fideles, de John Francis Wade.

 

Mención aparte merece la interpretación de Ave María, a cargo de la artista acompañada de su hija María Bañuelos Orozco, quien fue celebrada con un largo aplauso y vítores por el público.

 

“Independientemente de las creencias personales creo que la Navidad es una expresión colmada de arte, cultura, matices estéticos, además de un puente con la historia y tradición de muchas generaciones, por ello no existe un mejor regalo para mí que interpretar con mi propia hija una pieza de Bach en homenaje a esta temporada”, afirmó Regina Orozco.

 

Orozco narró entre cada canción algunas anécdotas sobre la época decembrina que a muchos hicieron recordar la importancia de compartir con los seres queridos la emoción de abrir los regalos, pero sobre todo de reencontrarse con el niño interior que, en opinión de la cantante, es parte del simbolismo litúrgico de esta temporada.

 

“Existe también mucha profundidad en la tradición navideña y por ello en estas fechas podemos también conocer su historia, sus expresiones y las obras que en muchos lugares del mundo han tratado de narrar, ya sea musical, literaria o escénicamente, parte de ese espíritu que se contagia con gran fuerza”.

Anuncios