@AristeguiOnline se declara culpable y lo dice todo

el

La revista digital The Guilty Code* (theguiltycode.com) presenta su entrevista exclusiva con Carmen Aristegui.

Erguida ya en uno de los personajes controvertidos que se enfrentan al poder político y status quo de algunas empresas, Aristegui sabe que se encuentra en un punto crucial de su vida, en el que quizá deba efectuar cambios radicales. Dada la naturaleza de la discusión legal que mantiene con MVS, ella se ha enfrentado al pensamiento de muchos empresarios de los medios de comunicación. Entonces está en el aire una posibilidad que Aristegui baraja: ¿ha llegado el momento de abrir su propio medio de comunicación, incluso fuera del mundo de internet?

Gabriel Bauducco, periodista y colaborador de The Guilty Code, conversa con Carmen Aristegui sobre el caso MVS, en la que da detalles sobre lo acontecido, su conversación con los Vargas, la situación actual del proceso judicial, sus expectativas, vida personal y planes.

¿En qué momento los periodistas se convierten en noticia?, ¿Los empresarios tienen derecho a aniquilar un espacio por razones editoriales? ¿Eres conflictiva Carmen? ¿Qué vas a hacer? Fueron algunas de las preguntas hechas por Bauducco.

Las respuestas, como era de suponerse, fueron claras:

“Me plantearon abiertamente que ese trabajo de investigación (la casa blanca de Las Lomas), no saliera en MVS…que si nosotros lo publicábamos iba haber una afectación seriamente a MVS. Si nosotros no habíamos hablado con ellos del tema, no queda más que la Presidencia se los pidió”.

Aristegui

“?no se pueden comportar los empresarios de los medios de comunicación electrónicos como si fueran dueños del aire, como si fueran dueños del espectro. Son dueños sí, del edificio, del micrófono, de la inversión que es muy respetable y, desde luego, tiene que haber garantías a los empresarios de los medios para desarrollar sus trabajos, pero no tienen derecho a aplicar censura o aniquilar un espacio por razones editoriales argumentando baratijas?aquí hay claramente un hecho de censura. Y los empresarios de la radio y la televisión deben saber que actúan a nombre del Estado porque el Estado les prestó la concesión, porque el aire es de todos, “el aire”, dice la ley, “es de la nación”.

En esta misma revista digital, se muestra en su sección Guilty Post Magazine, la visión del reconocido fotógrafo Ricardo Trabulsi quien, a través de su lente, capturó diversos retratos de una Carmen que se mostró como pocas veces se deja ver. (crédito de fotos adjuntas: Ricardo Trabulsi).

* The Guilty Code es un proyecto dirigido por Sagrario Saraid y fue lanzado el pasado mayo de este año.

Anuncios